lunes, 17 de julio de 2017

¿Cotorras por estos lares?

La primera vez que los vimos en nuestra ciudad sería hace unos ocho o nueve años,  dando un paseo familiar por el emblemático parque de Maria Luisa. Una mancha verde voladora captó nuestra atención, para dejarnos boquiabiertas al descubrir que se trataba de un loro: ¿loros en Sevilla?... Mas tarde nos enteramos de que eran cotorras, pero, al ser completamente profanas en temas "pajariles", bicho volador, verde y azul, con alas y cola larga: loro para nosotras. El segundo contacto con estas exóticas aves se produjo cuando una de nosotras se mudó a su nueva casa. En el pequeño jardín que da a su dormitorio hay un níspero enorme que se cuela hasta su balcón. Cada primavera, una pareja de estos alados se traslada al árbol para dar cuenta de todos y cada de los frutos maduros. La primera vez que los vimos dando cuenta de su festín, fue todo un espectáculo; toda la familia acudió a observarlos, muy quieta y en silencio, para que no se fueran espantados. Después de cinco años llegando en la misma estación, ni nosotros ni ellos nos asombramos ni asustamos; convivimos pacíficamente y en armonía mientras una tiende la ropa y los otros se alimentan. Pero esta idílica relación, resulta que es un problema más allá de las fronteras del níspero, y es que estos simpáticos animales se han convertido en una plaga que amenaza nuestro ecosistema, y el de muchas otras ciudades y campos españoles, por lo que hay que comenzar a controlar, muy seriamente, su población... Y, aunque entendemos sobradamente los motivos, no deja de darnos mucha pena, pues esta simpática "avechucha" fue siempre el animal decorativo favorito de una de nosotras. Nos hacemos eco del post publicado por nuestra amiga Carmen, del blog "Con actitud y media" en el que nos habla de que toda acción tiene su reacción: el hecho de soltar en su día (por diversión, porque molestaban en casa..., a saber), una pareja de cotorras, está teniendo gravísimas consecuencias para nuestra fauna y flora. ¡Más nos habría valido tenerlas tan sólo decorando!














Ahora que el estilo "Urban Jungle" está de máxima actualidad, estos animalitos con plumas cobran el mayor de los protagonismos acompañando a plantas y fibras naturales, ¿no creéis? Pero, eso sí, en cualquier versión decorativa, salvo que hagamos un uso responsable de ellos como animal de compañía.


20 comentarios:

  1. Que acertadas palabras chicas.
    Ya se nota que a una de vosotras le gusta el tema cotorril y hay que ver lo alegre e integrado que se ve en casa.
    Lástima que se tengan que tomar estas medidas drásticas pero es en beneficio del ecosistema.
    Muchos besos y felIiz semana

    ResponderEliminar
  2. Temas pajariles, avechuchas...
    Desde luego nuestra vocabulario es infinito.
    Y nos buscamos las vueltas, para palabras que tienen más significado que el propio sentido que tienen.
    Y quizá sea para diferenciar las cotorras que vuelan, de las que no. Pájaros felices, personas felices, en el fondo tenemos que aprender con ellos, volar, comer, desarrollarse. Siempre en pareja, que es lo que queda.
    Y lo que ha quedado siempre.
    Volando parece como si se perdieran los pensamientos negativos que tenemos, de los que tenemos forzosamente qué desechar de nuestra vida, y desde las alturas ir viendo perspectivas nuevas que nos abran el horizonte de nuestra nueva vida.
    Lo mismo que la cotorra se ha instalado en un ambiente totalmente diferente del suyo, con nosotros tenemos que aprender a ver lo nuevo, lo diferente, de nuestra nueva vida coma y hacernos fuertes con todo ello.
    Quizás, con su forma de volar, y de tanto fijarnos, nos están enseñando qué debemos realizarnos como personas, y para ello debemos aprender a vivir, a volar y digo volar en el más amplio sentido de la palabra.
    A saber volar para volver, para recoger todo lo que hemos sembrado, para saber apreciar todo lo que tenemos, por muy pequeño, por muy migaja que sea.
    No tenemos derecho, a desechar nada de lo positivo y lo bueno de la vida, aunque sí bien es cierto, que es muy difícil verlo y que hay momentos en los que todo nos parece nefasto.
    Pero sin embargo tenemos otras muchas cosas que tenemos que valorar, que tenemos que apreciar, que tenemos que darnos cuenta de los super importante que es.
    Y eso que las cotorras están amenazadas y que tienen los días contados, pero antes y durante van a estar ahí, yendo, viniendo, alegrando nuestra vista y seguro qué apreciando desde las alturas lo distinto que se ve el mundo cuando te encierras en ti mismo y por desgracia nada más que puedes ver tu ombligo.
    AMSC

    ResponderEliminar
  3. A mi también me gusta mucho verlas cruzar el cielo en pareja o en bandada pero reconozco que se han convertido en una auténtica plaga. ¡En un magnolio que hay junto a casa de una pareja han pasado a ser cuarenta o cincuenta!
    Las propuestas decorativas son menos dañinas e igualmente hermosas, chicas.
    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Aquí la verdad es que tenemos una plaga pajaril mucho menos decorativa como son los estorninos ;-(. Vuestras imágenes muy inspiradoras como siempre y bueno nosotros ya sabéis que tenemos a nuestro canario Batman y viendo una de vuestras imágenes también tenemos una especie de loro de madera bastante decorativo...........con el que estamos tranquilos por que no terminara generando ninguna plaga ;-D

    Besazos y feliz semana

    ResponderEliminar
  5. Por estas tierras no las hemos visto, aquí tenemos muchísimas palomas y cigüeñas. Las cotorras que veo en vuestras fotos me gustan, pero al natural no soy de aves. La que se columpia en el ventilador me ha encantado. Un saludo cariñoso.

    ResponderEliminar
  6. Que chulas las propuestas que nos traéis con estas aves, a mí me gustan verlas solo para decoración, de hecho...y en secreto, tengo una muy parecida a la vuestra guardada en una caja con el resto de figuritas que le quité a mi madre en su día, no para quedármelas yo sino porque me parecían que estaban ya desfasadas tantas repartidas en los muebles, pero...me estoy pensando en rescatarla viendo esta vuestra jajaj
    un besazo chicas y a pasar una feliz semana y no muy calurosa

    ResponderEliminar
  7. Concuerdo con ustedes, mejor decorativas. Son animales hermosos y que pena hoy en día, allá, sean considerados plaga.
    Aquí aun no, se pueden admirar en todo su esplendor cuando se va de viaje.
    Todas las propuestas en imágenes excelentes.
    Abrazo grande para las dos y bonita semana:)

    ResponderEliminar
  8. Muy bien traído el tema, porque puede tener consecuencias importantes.
    Hoy precisamente han estado hablando en la radio sobre ello, y de los pocos gorriones que se ven desde que estas aves(por otro lado fantásticas) cruzan nuestros cielos.
    Como siempre, la inconsciencia de algunos que, por el afán de tener una mascota extravagante, despúes abandonan y pasa lo que pasa....
    Gracias por la alusión a mi Blog, me ha hecho mucha ilusión.
    Un beso fuerte para las dos.

    ResponderEliminar
  9. me encantó el macetero, vistoso y original.
    besos

    ResponderEliminar
  10. achei muito linda a decoração. tudo muito alegre e tropical.
    pássaros que são exóticos são mesmo um transtorno, pois não tem predadores.
    por aqui , são os pardais e pombas.
    trazidos pelos portugueses, eles invadiram as cidades e hoje são pragas pois não tem predadores naturais.
    grande abraço e boa semana.
    :o)

    ResponderEliminar
  11. Una muy buena reflexión sobre el tema cotorril, chicas. En su versión decorativa me encanta vuestro macetero y la figura rosa al lado del tíbor.
    Muchos besos! Hasta septiembre.

    ResponderEliminar
  12. Qué diversidad y bonita colección con motivos cotorriles tenéis, me encanta todo chicas!. Lo que no me encanta tanto es la inconsciencia de la gente, menuda faena nos han hecho!, por aquí andamos igual, lo que en principio era una curiosidad, incluso hacía gracia, ahora se ha convertido en un gran inconveniente. Bravo por vuestro alegato!.
    Feliz semana, un beso grande a cada una!

    ResponderEliminar
  13. Como decoración son preciosas, pero es cierto que toda especie que no haya surgido en un determinado lugar se considera invasora y puede provocar muchos daños. Tendríamos que pensar más las cosas antes de actuar así (en estos y otros tantos temas...)
    Muchos besos!! Helena

    ResponderEliminar
  14. Chicas, que pena que sean una amenaza. No tenía ni idea. Me encantan los loros y el color de su plumaje. Me fascina eso de que una de vosotras duerma junto a un jardín en el que hay un níspero y los loros vengan cada año. (Es una forma de anunciar los cambios de estación y de que no nos enteremos de ellos sólo por los anuncios de El corte Inglés). Es fantástico, más que nada, porque es más bucólico y más familiar dormir junto a un jardín que frente a una avenida. Aunque yo tengo jardines delante de casa, están cortados por una avenida con tráfico en dos direcciones y no es lo mismo. Este estilo decorativo todo lo que sea tropical y selvático, está más de moda que nunca. De todo lo que habéis puesto en las fotos, me quedaría especialmente el loro de porcelana en tonos blancos y rosados. Me acuerdo de una amiga a la que conocí en el Instituto llevando dos loros de pendientes. Me voy a leer el enlace que habéis puesto. Un beso a las dos y buen inicio de semana.

    ResponderEliminar
  15. Por estos lares, es común que la gente tenga de mascotas este tipo de aves. Hacen una bulla de correr cuando son muchos.

    ResponderEliminar
  16. Cotorras hay de muchos tipos...ja ja ja, bueno si de aves de trata, me encantan y desde luego también me sorprendieron hace unos años su correo y su gran número, se han extendido por toda la ciudad, se han adaptado a pesar de no ser un ave autóctona.

    Esperemos que ahora las controlen por su bien y por el nuestro.

    Mejor nos quedamos con ellas para decorar, tenéis una bonita colección, m encanta el macetero.

    Besos para las dos

    ResponderEliminar
  17. Muy buenas, amigas. También me declaro a favor de las cotorras jajaaaa. Me encanta ver éstas frescas imágenes porque son muy decorativas con sus preciosos colores. Me dan buenas vibraciones.
    Besos.
    María

    ResponderEliminar
  18. No puede gustarme más esta entrada, que divertida!!!

    ResponderEliminar
  19. Holaaaa chicas! Como siempre una entrada estupenda,que engancha hasta el final,nos hacéis prestar atención a cada coma,jajaja,y eso es un arte! ;)
    Ayyy los loritos,es verdad que ya los hay a montones. A mi me gusta verlos sobre el césped,andando con esas patitas,junto a las palomas...a ver qué se puede hacer!
    Vuestras ideas decorativas muy chulas y acertadas. Ay,si mi madre viera el macetero,está precioso!!
    Muchos besos,guapas mias! :)

    ResponderEliminar
  20. En algunas zonas de Buenos Aires, son plaga, pero ningna tan linda como esa rosa de la foto!

    ResponderEliminar

¡Nos encanta leer vuestras opiniones y comentarios! Son la sal de nuestro blog. ¡Muchas gracias por el tiempo que nos dedicáis!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...